1. Carta Internacional del Caminar firmada por la persona representante de la administración interesada.


2. Certificado acreditativo de la resolución o acuerdo del órgano de gobierno en el que se ratifique la Carta Internacional del Caminar y se aprueben los siguientes puntos:
La integración del municipio en la Asociación Red de Ciudades que Caminan.
La designación de la persona elegida para asumir el contacto principal con la Red.
El gasto de la cuota de adhesión, fijada según el número de habitantes.
El compromiso de pago de la cuota anual (similar a la de adhesión) mientras la ciudad pertenezca a la Asociación.
El compromiso de trabajar para hacer cumplir los principios estratégicos de la Carta Internacional del Caminar:

 

Incrementar la movilidad integral

Diseñar y gestionar espacios y lugares para las personas

Mejorar las redes peatonales y su integración

Elaborar planes urbanísticos que favorezcan la comunicación a pie

Reducir el peligro de atropellos

Mejorar la seguridad personal

Aumentar el apoyo de las instituciones

Desarrollar una cultura del caminar